La motivación como elemento de productividad en las empresas es un verdadero reto mundial,  hemos pasado procesos inesperados como el confinamiento,  la falta de contacto social, la enfermedad, la pérdida de familiares queridos y amigos, la crisis económica mundial, el miedo, la incertidumbre, prácticamente no existe un área de nuestra vida que no haya sido afectada,  tenemos secuelas a todo nivel económico, social, familiar, emocional y mental.

Justamente el impacto psicosocial es preocupante, el temor, la tristeza, la ira, alteraciones cognitivas, dificultad para concentrarse, trastornos de la memoria, de la ansiedad, otras conductuales; deterioro del bienestar y de calidad de vida que presentan las personas.

Son diferentes razones y amenazas  donde nos podemos sentir abrumados y sobrepasadas las posibilidades de respuesta. Ante tanta situación se desorganiza la vida emocional,  las relaciones interpersonales, donde creemos perder el juicio y la razón.

De acuerdo a la empresa Edenred (presente en 48 países, especialista en talento humano) dicen que El 77% de los trabajadores afirma que se implicarían más en su trabajo si sintieran que se reconocen sus logros.

Por otro lado  Los empleados de empresas que aplican la metodología Agile tienen un 73 % más de probabilidades de manifestar que se sienten comprometidos.

Los equipos con un alto compromiso de los empleados tienen mejor interacción con el cliente, mayor productividad, mejor retención y una rentabilidad un 21 % mayor. Expresó Gallup.

Las estadísticas son importantes nos aportan información, ahora vamos a centrarnos en la misión que perseguimos a través de la entrega de valor y es generar consciencia en los Líderes Principales, Dueño de Empresas, Emprendedores y Trabajadores Independientes,  en abrir la mente,  mirar que la motivación laboral transcendido,  es el momento de INSPIRAR e impactar en las personas, hacer un cambio de mentalidad, para tener equipos comprometidos,  es darle forma y practicar la regla de Pareto 80/20.

En pocas palabras es interactuar con las personas al 80% y el 20% restante es la aplicación al negocio. Si,  les parece imposible, ahora es así, para impactar al mundo, aportar a la sociedad y que todos sean beneficiados, hay que Humanizar a las empresas, por tanto la forma de hacerlo es inspirando al equipo,  generando compromiso con algo más trascendental,  con algo que los mueva y que los haga desarrollar su talento innato y que los haga sentir parte de ese gran propósito de la empresa donde trabajan.

Murió la gerencia  autoritaria, egoísta, impositiva, mandona y la que hacía solo hacer rico al Dueño. Es decir la gerencia tradicional que quedó en la revolución industrial de los años 70 y 80 años.

Ahora hablemos de Empresas Felices y Equipos comprometidos con un mismo propósito que aporta cambios al mundo.

Les dejo 5 tips para inspirar tu equipo de trabajo

  1. Define un Propósito en tu empresa, (se acabó hazlo porque te lo digo yo). Hay que explicar el porqué de las cosas incluso hasta lo más transaccional, más operativa, más repetitiva, decir a que contribuyen. Habla de los que les emociona
  2. Siempre Show Time, siempre motivado. El líder se auto motiva aun con duda, aun con la incertidumbre. Hacer un trabajo individual.
  3. Dedica Tiempo a Liderar. Gente a estar con la gente,  como dividir el tiempo para motivar a la gente. Utiliza el 80% en la interacción de las personas y 20% hacer presupuesto, planes, proyectos, etc. La falta de tiempo es la mentira más grande que dicen los jefes para no lideras. Falta de planificación y delegación, nos encanta estar apagando fuego y pensar que nadie lo hace como nosotros.
  4. Hazte Fanático del Talento. Ubica a tu gente en la zona de talento, mira, observa que es lo mejor que la sale a tu equipo de trabajo. Evaluar que no estamos generando.
  5. Cuida a las Personas. Qué grado de conocimiento tienes  de tu equipo, nombre de la familia por ejemplo, la verdad es que no lo sabemos. Estrechar las relaciones y generar vinculo como lo hacemos con los clientes. Agradecer al equipo.

Para Inspirar es desaprender (apagar el ego) y aprender hacer SER humano.