Abrimos este espacio para ustedes hablando de las habilidades blandas. Un aspecto que las empresas están prestando mucha atención, por el tipo de habilidades que las nuevas formas de trabajo pueden requerir.

Debemos considerar que para que una empresa tenga éxito debe contar con productividad y procesos óptimos de acuerdo a las últimas tendencias del mercado. En ENFÓCATE, hacemos énfasis en el talento humano, su bienestar y crecimiento profesional dentro de la empresa. Sin embargo, muchas empresas o personas, no trabajan en el conjunto de habilidades que le permiten llegar a los objetivos.

Un buen candidato para un puesto de trabajo o un mejor trabajador, debe tener en cuenta las habilidades blandas, también conocidas como “Soft Skills”, por su término en inglés. Dentro de la psicología empresarial se manejan las habilidades suaves y habilidades duras que todo empleado debe tener y desarrollar dentro de su lugar de trabajo.

¿Qué son las Habilidades Blandas?

Las habilidades blandas son el resultado de una combinación de habilidades sociales, de comunicación, de forma de ser y de acercamiento a los demás. Ayudan a forjar a una persona a relacionarse y comunicarse de manera efectiva con otros. Por esta razón, este componente es muy apreciado en la actualidad por las empresas.

Podríamos decir, que también son rasgos intangibles de nuestra personalidad, que nos permiten tener esa capacidad de interactuar y, por tanto, destacar como personas y como profesionales. Por esta razón, son conocidas como “habilidades interpersonales”, ya que se relacionan con la forma en que te relacionas e interactúas con otras personas.

Este tipo de competencias, cada vez están tomando más protagonismo dentro del mundo organizacional. Nos basamos en la premisa, de la buena relación que debe existir entre los trabajadores de una empresa. Todo esto, se traduce en un ambiente laboral agradable y buenos resultados, disminuyendo los problemas internos que puedan existir.

Habilidades duras versus habilidades blandas

Primero debemos aclarar que las habilidades duras representan el conocimiento adquirido durante los años de estudios. Es decir, es aquel que te permite desempeñarte dentro de las funciones de un cargo. Y como te mencionamos anteriormente, las habilidades blandas, son el grupo de atributos interpersonales que se necesitan para interactuar con otros.

En este sentido, las competencias duras resultan mucho más fáciles de cuantificar que las competencias blandas. A menudo, se enumeran en la carta de presentación y currículum, por lo que son fáciles de reconocer para un empleador o reclutador.

Por ejemplo, las habilidades duras pueden ser:

  • Dominio de un idioma extranjero.
  • Un título profesional o certificado.
  • Programación de computadoras

Las habilidades blandas, por otro lado, son habilidades subjetivas que son mucho más difíciles de cuantificar. Esto se debe, a que resulta más difícil señalar evidencia específica de que posees una habilidad blanda. Sin embargo, existen herramientas para demostrar que tiene la persona una ética de trabajo y también habilidades blandas, realizando diagnósticos de competencias.

Usualmente las habilidades blandas son más comunes entre los profesionales de industrias como: Restaurantes, Capacitación, Servicio al consumidor, Ventas al por menor, Deportes, Salud, Recursos humanos y Empresas de servicios integrales. Mientras que las industrias donde son menos comunes son: Diseño gráfico, Audiovisual, Arquitectura, Música, Fotografía, Diseño, Ingeniería civil y las Artes.

15 Habilidades Blandas más importantes para las empresas

Gestión de conflictos

Mantener la calma para evitar que un conflicto se haga más grande es una de las principales tareas asociadas a la gestión de conflictos. En especial, cuando se tiene diferentes generaciones y culturas entre el equipo de trabajo, se usan diversas tecnologías y existen cambios constantes en el mercado. Todos estos elementos hacen que existan diferentes prioridades, estilos de trabajo y preferencias de comunicación, lo que puede generar conflictos.

Gestión del tiempo

La complejidad de la vida laboral actual, incluyendo esta adaptación por el confinamiento por el COVID-19. Hoy día, es vital poder administrar el tiempo de manera efectiva ante tantas demandas en competencia. Esto permitirá tener mayor productividad.

Manejo del estrés

El estrés laboral se presenta en diferentes formas y la mayoría de las veces, y son sus causas las que provocan agotamiento laboral y problemas de salud. Por lo tanto, ser capaz de lidiar con el estrés es algo sumamente importante ya que la salud mental de los empleados se ha convertido en un foco cada vez mayor.

Habilidades de comunicación

En el trabajo moderno es de gran importancia la comunicación escrita y verbal, en especial, si se toma en cuenta la gran diversidad en la fuerza laboral de la actualidad. Se debe tener comunicación y escucha activa. En especial, si hablamos de liderazgo, un líder es más productivo cuando sabe cómo comunicarse con sus compañeros.

Entonces, tener una buena comunicación con el equipo de trabajo es fundamental, saber comunicar sus ideas y recibir las de los colaboradores. Unido a esto, comunicar lo que se hace es vital para que se produzca la transformación digital, por lo que la narración es una habilidad dentro de la comunicación.

Cultura de la empresa

Esta es una habilidad en la que los gerentes de recursos humanos la consideran más en el personal de primera línea. Pero gira en torno a la importancia de construir la cultura correcta en la empresa.

Es de suma importancia, ya que la cultura empresarial es el 80% de una empresa, y los empleados deben sentirse identificados con ella.

Servicio al cliente

Es servicio al cliente es una habilidad de mayor valor para aquellos que desempeñan funciones directas frente al cliente. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de nosotros tenemos clientes de algún tipo, ya sea de manera interna o con proveedores. Por lo tanto, es una habilidad que todos podemos tener.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad para identificar, guiar, desarrollar y canalizar las emociones para que nos ayuden a conseguir nuestros objetivos y propósitos. Pues, una persona emocionalmente inteligente es aquella capaz de gestionar satisfactoriamente las emociones para lograr resultados positivos en sus relaciones con los demás.

Productividad personal

Aprovechar al máximo una jornada laboral es crucial para una empresa productiva y, por las crecientes demandas que se nos plantean. Aprender al respecto nos dará cierta ventaja frente a la competencia profesional.

Gestión del cambio

El cambio está siempre presente, por lo que la adaptación y gestión del cambio se ha convertido en una habilidad fundamental para enfrentarnos al presente y al futuro.

Liderazgo

 El liderazgo trata de saber motivar al equipo y lograr potenciar sus habilidades al máximo. Por lo que, es una habilidad que todos debemos desarrollar. No creas que el liderazgo está reservado a unos pocos, todo lo contrario. Todas las personas tenemos la capacidad de ejercer la influencia y por eso en ENFÓCATE, te ayudamos a desarrollar esta habilidad.

Trabajo en equipo.

Saber trabajar en equipo es hoy en día una habilidad indispensable para todos. Debes evitar ser una persona individualista, ya que esto no te permitirá lograr el trabajo en equipo.

Flexibilidad. 

Esta habilidad se refiere a la adaptación a los cambios y mantener la organización actualizada.

Toma de decisiones. 

La toma de decisiones es algo común en todos, pero a nivel laboral, necesitas ser un colaborador “solucionador de problemas”, en donde sepas tomar la decisión correcta aún en situaciones complicadas. 

Orientación a resultados. 

Consiste en dirigir todos los actos de una empresa para alcanzar una meta. Los colaboradores deben conocer las metas y objetivos a los que se quiere llegar para así aumentar su compromiso. 

Negociación. 

Es la habilidad de llegar a un acuerdo entre dos o más partes. Los líderes deben saber que siempre hay opciones que beneficien a ambas partes.

¿Cómo desarrollar las Habilidades Blandas?

Desarrollar una habilidad lleva tiempo. Cuando hablamos del liderazgo, nos referimos a la capacidad de inspirar y ayudar a otros a alcanzar su máximo potencial. Este debe generar compromiso, saber mediar y ser un observador crítico.

Si eres un líder de equipo, recomendamos que trabajes con todos ellos el entrenamiento de dichas habilidades para que desarrollen mejor en sus labores.

El mundo exige fomentar las habilidades blandas y para ayudar a las empresas con esta difícil tarea de desarrollar las competencias necesarias hemos desarrollado una serie de Talleres y Asesorías. Obtén las herramientas para desarrollarlas y fortalecer el liderazgo, motivación y trabajo en equipo.